Tu grandeza, nos enseño nuestro camino

Nada ha cambiado y todo sigue igual, Vázquez va a seguir formando parte de nuestra estructura y proyecto.

Además de nuestro corazón.

 

Su marcha nos produce un vacio que solo puede ser sustituido  por luchar por este proyecto que el puso encima de la mesa en el Verano del 2015.

 

José Antonio Ortiz arrancó aquel último maravilloso verano desde la parecela de Director Deportivo a desarrollar un proyecto para nuestro Fútbol  Base al que habia que dar un giro de 180º.

 

Con un proyecto basado en la apuesta por jugadores de Molina bajo su mandato en la Dirección deportiva en tan solo 24 meses, consiguio poner al futbol molinense tras 16 años en la liga Nacional Juvenil, configurando dos plantillas que ascendio primero y se mantuvo despues.

 

Con 14 jugadores de Molina de Segura, el CF Molina se quedo a tan solo 1 gol del ascenso a Tercera División. 

 

Pero su mayor éxito fue formar una gran familia en forma de piña, con un gran sentimiento de club y colores a los que puso como retos ya en sus vidas llevar al Cf Molina donde el quería.

Seguimos caminando tras de ti.

TRIBUTO EN LA OPINION                     24.09.2017

El pasado 12 de septiembre, en el ecuador de las fiestas patronales de Molina de Segura que tanto significado tenían para él se marchó a la joven edad de 49 años José Antonio Ortiz Pastor, tras pelear como un héroe contra una salvaje enfermedad, siempre codo con codo con su esposa Virginia, la mejor compañera de viaje para alguien que vivió la vida tan intensamente. Padre de mellizos, Juan Manuel y José, que han sido las extensiones de sus dos pasiones, el fútbol y el folclore. Se nos marcha muy joven, pero no se ha ido sin vivir, pues lo que él vivió en casi medio siglo, cualquiera hubiésemos necesitado un siglo entero.

Conocido como ‘El Farolo’ en el folclore y ‘Vázquez’ en el fútbol, fue un molinense de pro, que creció y se formó en el barrio de San José, donde trabajaba en Golosinas Vidal. Desde su adolescencia era un chaval inquieto, portero del CD Molinense, donde sus botas quedaron sepultadas como nos recordaba en el Sánchez Canovas en la riada de 1987, el mismo año en el que nació el grupo de Folclore Coros y Danzas Francisco Salzillo. Compartía pareja con la ahora desconsolada Mari Carmen Ayuso y entró de lleno en el mundo del zaragüel, el chaleco, el traje huertano y las postizas, alternándolos siempre con el chándal, las botas, los guantes y el balón. Fueron tres décadas bailando y cantando a nivel nacional e internacional, con el Cacarracha, que siempre fue su canción favorita.

En el mundo del fútbol enseñó a jugar a los críos del Barrio de San José junto a su padre, conocido como Vázquez, del que heredó su apodo futbolistico.

En el fútbol se inició en la escuela San José Los Ángeles, para incorporarse después al CF Molina. Se sentó en el banquillo de los equipos infantil, cadete, juvenil, sub-23 y primer equipo, donde siempre dejó su huella. Hace dos años, con un fútbol base en decadencia, tomó las riendas como director deportivo, llevando en tan solo unos meses a las cotas más altas del fútbol al club por el que tenía autentica pasión, dejando un legado deportivo impensable hace apenas unos pocos años. Y que ahora continuarán Rodri, Hernán, Ruiz y Joaquín, compañeros de la dirección deportiva que creó y que ahora continuarán lo que él empezó bajo el lema ‘Tu grandeza nos enseñó nuestro camino’, con música de fondo de Antonio Orozco, convertida ya en un himno con la letra de Mi héroe.

Sin dejar nunca el equipo de su pueblo, marchó al Muleño CF para formar junto a su otra mitad, Chencho Ortega, un gran tándem, con ascenso a Tercera División. Juntos también llevaron a la selección murciana cadete a conquistar el Campeonato de España en el majestuoso Carlos Tartiere de Oviedo.

Carrozista de la Peña Arbadero, hermano cofrade de ‘La Entrada’ triunfal de Jesús en Jerusalén de Domingo de Ramos de la Semana Santa molinense, porteador de la Virgen de la Consolación en sus romerías, a las que nunca faltaba, era un molinense incombustible, un hombre bueno que hacía ciudad, lleno de energía, la persona más positiva o el mejor compañero, como ya lo definen sus desconsolados amigos.

En Molina de Segura deja un legado impresionante, difícil de superar, pero con unas fuertes raíces. Sus hijos, Juanma y José, recogen el testigo de sus dos pasiones, los guantes de portero y las postizas, su familia del fútbol y folclore, como si de un pacto de sangre se tratara y que convertirán en leyenda.
Descanse en paz un molinense irrepetible.

 

 

La Opinión

La Verdad

El día que Vázquez ficho por el Cf Molina

Dirigiendo al equipo Infantil A ante el Cotillas en el Sánchez Cánovas Noviembre´11

 

 

En Junio del 2011 participo en el Campus del ex madridista Victor primer campús celebrado en el fútbol Molinense

 

 

Su Plantilla 2011-12

Ganaremos por ti!!

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Club de Fútbol Molina - Webmaster.- Paco Ayuso - pacojo70@yahoo.es